Zilina

En la confluencia de tres ríos al noroeste de Eslovaquia, el Váh, Kysuca y Rajčianka, Žilina es la quinta ciudad más importante de Eslovaquia, y una parada obligatoria en la ruta que cruza el país por el norte.

Detalles del palacio Rosenfeldov
Detalles del palacio Rosenfeldov

A veces se tiene la impresión que la gris presencia de la industria química, automoción, papel y construcción estropea el paisaje, pero hay que entender que Zilina es un centro económico importante. Sin embargo esa sensación desaparece al quedar difusa entre tanta naturaleza.

Historia de Zilina

La primera mención de Zilina como ciudad es de 1312 pero ya hay testimonios de 2008 que indican la presencia de la población. El topónimo Zilina hace referencia en lenguas eslavas a “lugar con mucha agua”. En 1381 Ludovico I el Grande le otorgó una serie de privilegios, leyes y derechos.

Desde mediados del siglo XIX hasta la ocupación nazi, Zilina tuvo una importante comunidad judía que dejó una huella en la historia, arquitectura y economía.

Aunque solo ostentó la capitalidad de Eslovaquia por dos meses, de diciembre de 1918 a febrero de 1919

Que ver en Zilina

La Avenida peatonal Národná ulica (calle nacional), también conocida por los locales como “Masaryčka” se abre en la plaza Námestie Andreja Hlinku, desde donde ya distinguimos la catedral de la Santa Trinidad. La iglesia se construyó en el año 1400 pero en el siglo XVI se reconvirtió en fortaleza defensiva. Posteriormente fue reconstruida con el estilo renacentista actual.

Catedral de la Santa Trinidad
Catedral de la Santa Trinidad

La catedral está acompañada de la torre de Burian (nombre del dueño del castillo de Strecno en el siglo XVI), al estilo italiano de campanario separado del templo, y se puede visitar para ver Zilina desde lo alto. La gigantesca campana fue fundida en 1917 durante a primera guerra mundial y sustituida por otras seis más pequeñas.

Una leve subida nos conduce a la plaza Mariánske námestie, el corazón de Zilina, con sus casas de colores, la iglesia de San Pablo Apóstol, el ayuntamiento y los paseos porticados alrededor de la plaza. La vida social de la ciudad se desarrolla aquí, especialmente en verano, pero ya históricamente fue el lugar donde se llevaba a cabo la venta de productos, protegidos por los soportales (llamados laubne aquí).

Casas de colores en la plaza de St Mary, en el centro de Zilina
Casas de colores en la plaza de St Mary, en el centro de Zilina

En el centro de la plaza la estatua de la Inmaculada, de estilo barroco y colocada en 1738, cuando la ciudad fue recatolizada. La imagen de la virgen se alza sobre un pilar con un relieve que hace alusión a San Florian, patrono de los bomberos, y a quién se rogaba por evitar los numerosos incendios los más importantes en 1521, en 1848 y 1896() que hubo en Zilina.

En una de las esquinas asoma el Hotel Dubná Skala, edificio notable en estilo Art Nouveau. Continuando por la calle Sládkovičova se llega a la Nová Sinagoga, hoy centro cultural, y a unos pasos adelante aparece uno de los edificios más interesantes de Zilina, el Palacio Rosenfeld.

El palacio Rosenfeld es una imitación a pequeña escala del Castillo del Belvedere de Viena. Después de la rehabilitación ha cobrado de nuevo la belleza y suntuosidad de principios de siglo XX y hoy, después de ser casa privada y banco, es un espacio cultural con exposiciones temporales.

Saliendo del centro, pero apenas al otro lado del río, merece la pena la visita al Castillo Budatín, y conocer sus cambios estructurales a partir de una torre hasta acabar siendo un espacio palaciego. Su museo exhibe objetos de la historia de Zilina.

Castillo de Budatin
Castillo de Budatin

Saliendo de Zilina hacia el este, a unos 5 minutos en coche en el barrio de Trnové, está la Iglesia de Madera de San Jorge, única en su especie en la región de Zilina. Mencionada en 1583 es la iglesia de madera sin elementos de piedra o hierro situada más al oeste (recordemos que en el este de Eslovaquia hay una concentración de iglesias de madera que forman parte del Patrimonio de la Humanidad). Otra pequeña iglesia interesante es la de San Esteban el Rey (Kostol sv. Štefana) con sus bellos frescos.

La oficina de turismo propone varias rutas temáticas como la de espacios del siglo XIX y XX, a través de cementerios y memoriales de la segunda guerra mundial o el holocausto; o la del art Nouveau para conocer la Casa de las Artes, la casa Vykopalov, o la Casa de los Partisanos.

En torno a un 10% de la población son estudiantes de la universidad cuyo campus de Velky Diel está a las afueras de la ciudad. Hay que mencionar que una de las figuras más queridas es la del ciclista Peter Sagan, nacido aquí.

Otras poblaciones cercanas a Žilina son Kysucké Nové Mesto, Varín, Teplička nad Váhom, Belá, Rajecké Teplice, Rosina, Strečno, Višňové, Divina, Dlhé Pole , Turie, Kamenná Poruba, Stráňavy, Lietavská Lúčka, Rudina, Lietavská Svinná, Lietava o Konská.

Como llegar a Zilina

Situada al noroeste de Eslovaquia, tanto la carretera que va por el norte hacia Poprad, como la red de ferrocarril, permiten llegar facilmente a Zilina desde Kosice o Bratislava. Incluso el tren conecta con la República Checa y con Praga o con Cracovia en Polonia. Por carretera Bratislava está a unos 200 km de distancia.

La estación de tren y la de autobuses se encuentran una junto a la otra, a cinco minutos del centro de Zilina, sobre la calle  P. O. Hviezdoslava. También hay un pequeño aeropuerto a unos 10 km con algunos vuelos internacionales.

Que hacer en la Región de Zilina 

Con la llegada de la primavera y la retirada progresiva de la nieve las posibilidades de disfrutar de forma activa la naturaleza aumentan, como por ejemplo con rutas en bicicleta que permiten ir hasta los castillos de Strecno o de Lietava. Rafting, parapente o escalada son otras de las actividades deportivas en los alrededores de Zilina. En invierno y verano las montañas de Mala Fatra permiten llevar a cabo deportes como esquí, trekking y rutas por la naturaleza.

En Rajecké Teplice hay un museo dedicado al transporte, y en Rajecká Lesná podemos conocer su tradición de los belenes de madera.

La región de Zilina es una de las más interesantes de Eslovaquia, con muchos atractivos turísticos para todos los gustos. Para empezar hay una concentración importante de castillos, entre los que destacan Strecno, Hricov, Lietava o Varin.

Al sur de Zilina, en la población de Rajecké Teplice, se encuentran una de las termas más famosas de Eslovaquia, el Spa Kúpele Aphrodite, que además del balneario ofrece alojamiento.

Mapa de castillos en la región de Zilina
Mapa de castillos en la región de Zilina

No lejos de Zilina, en la ladera del monte junto al pueblo de Zbynov la impresionante roca de “Zbynovsky budzogan” es ideal para hacer una excursiones de montaña. Muy cerca las rocas de Sulov son uno de los paisajes más peculiares de Eslovaquia, recordando a las montañas de Montserrat o los “Monkey Fingers” en Boumalne Dades (Marruecos).

Roca Zbyňovský budzogáň
Roca Zbyňovský budzogáň

Fiestas y eventos en Zilina

A lo largo del año Zilina celebra diferentes eventos que animan la ciudad, como el carnaval de máscaras, uno de los principales de Eslovaquia, con la participación de grupos de folclore llegados de todo el país. El verano llega con el festival de la Cultura de Zilina, momento en el que hay un festival medieval, conciertos, teatro de calle, o exposiciones de artesanías populares. En junio se desarrolla el festival de cine internacional Fest Anca.

Durante el resto del año, el museo de Arte contemporáneo y el Museo Povazie en el castillo de Budatin, mantienen viva junto al teatro de las marionetas, la orquesta de cámara, y el teatro municipal, la oferta cultural de Zilina.

Excursiones, tours y actividades cerca de Zilina

Hoteles y alojamiento en Zilina



Booking.com

Oficina de Turismo

Para obtener más información sobre que hacer durante la estancia en Zilina, podemos dirigirnos a la oficina de turismo situada en la plaza Andrej Hlinka nº9, Teléfono: +421 (0) 41 723 31 86 y E-mail: info@tikzilina.eu;

Mapa del centro de Zilina