Parque Nacional Montes Altos Tatras

Los Montes Tatra  (también llamados Tatras) son sin duda el atractivo natural más conocido de Eslovaquia. A menudo se piensa que las montañas se encuentran solo en Polonia, pero la realidad es que la mayor parte de la superficie del parque natural (77%) está en territorio eslovaco. No hay que confundirlos con Nízke Tatry, los Bajos Tatras, más al sur de los Altos.

Vysoke Tatry es el nombre en eslovaco de los Altos Tatra, que forman parte -la más alta- de la cordillera de los Cárpatos que se extiende al este hacia Rumanía. Más de 25 picos superan los 2.500 metros de altura, en un macizo que tiene apenas 25 km de ancho y 78 km de largo, pero que condensa paisajes con lagos alpinos, cascadas y gargantas.

La primera mención escrita sobre los Tatras es del año 999, cuando el noble Boleslaus II, citaba las montañas como límite del Ducado de Bohemia.

El Parque Nacional de Tatras (TANAP) es el más antiguo de Eslovaquia, creado en 1949, reserva de la Biosfera de la UNESCO desde 1993, y que vela por la diversidad de fauna y flora. La reserva sirve de refugio para algunas especies en peligro de extinción como el oso pardo europeo “el rey de las montañas Tatra”, que puede alcanzar los 350 kilos peso y dos metros de largo. No suponen un peligro porque huyen de los humanos y a veces es posible verlos cruzando las carreteras. También es habitual ver rebecos, gamuzas y marmotas.

Los Altos Tatras se subdividen en los Tatras occidentales, los Tatras (centrales), y los Belianske Tatras, diferenciados por su composición geológica y ubicación. Las poblaciones se ubican en el llamado Camino de la Libertad, que une estas tres partes de los Altos Tatras.

Mapa de los Altos Tatra
Mapa de los Altos Tatra

Poblaciones

La base perfecta para conocer los Tatra es Vysoké Tatry que está formada por tres poblaciones: Štrbské Pleso, Starý Smokovec y Tatranská Lomnica.

Tatranska Lomnica

Sede administrativa de los Altos Tatras, Tatranska Lomnica, uno de los asentamientos más grandes y bellos, situado en el Camino de la Libertad, en la ladera del pico Lomnicky. Es uno de los destinos preferidos para el esquí en Eslovaquia. y también se encuentra el Museo de TANAP donde podemos conocer a fondo la reserva de la biosfera.

En Tatranska Lomnica podemos encontrar un buen número de resorts de esquí y alojamientos, entre ellos el hotel Lomnica, construido en 1893 y que después de décadas de abandono fue restaurado, recobrando su aspecto majestuoso de antaño.

Hay bastantes tours de trekking y alpinismo en los Tatra, y si estás interesado nos puedes escribir para que os hagan de guía por las montañas.

Strbske Pleso

Strbske Pleso es un complejo de esquí, turístico y balneario. Se encuentra junto al lago glacial alpino de Strbske, y es una buena elección para los trekkings hacia Krivan y Rysy. Sus 16 km de pista de esquí de fondo, y el descenso de free ski son motivos más que suficientes para venir.

Stary Smokovec

Stary Smokovec tiene el atractivo del teleférico de Hrebienok, un punto de partida ideal para rutas de montaña en verano. A solo 30 minutos del teleférico, se encuentran las cascadas de Studeny potok.

Qué hacer en los Tatra

Sin duda los Tatra animan a llevar a cabo actividades como el esquí, ya sea en descenso o de fondo, o snowboard, pero también son una buena alternativa en verano para el trekking y el contacto con la naturaleza.

Algunos Resorts de esquí cuentan con Spa y piscinas termales como el AquaCity Poprad, Aquapark Tatralandia, o Besenova.

La ciudad de Poprad está considerada la puerta de entrada a los Tatra, ya que apenas dista…. de las montañas, permitiendo escapadas para encontrar un ambiente de ocio más amplio.

El refugio Chata pod Rysmi bajo el pico Rysy es el más alto de los Tatra, situado a 2250 metros

El recorrido de Tatranska Magistrala es el más largo de loa Altos Tatra, con más de 70 km que conectan algunos de los puntos más bellos y conocidos del parque natural como Podbanské, Štrbské pleso (Lago Strbske), Popradské pleso (Lago Popradske), Hrebienok, Skalnaté pleso (Lago Skalnate) o Zelené pleso (Lago verde). Se suele hacer entre tres o cinco días, durmiendo en los refugios.

Esquí y deportes de invierno en las montañas Tatra

La pista de esquí más larga de la cordillera de los Tatra se encuentra en el centro de esquí Tatranska Lomnica. Comienza en Lomnicke sedlo y va hasta el pueblo de Tatranska Lomnica. Tiene unos 6 km de largo y el desnivel es de 1300 metros, siendo el comienzo del descenso solo apto para esquiadores avanzados.

Una de las peculiaridades y cosas realmente curiosas que podemos encontrar en los Tatra es el jardín botánico más alto de Eslovaquia en el pico Lomnicky, a 2634 metros de altura. Aunque modesto, el jardín botánico cuenta con 22 especies de flores. En la cima del pico  Lomnicky se encuentra un observatorio que funciona también como alojamiento.

En el parque nacional hay más de cien lagos, siendo el más grande y profundo Veľké Hincovo pleso, Modré pleso es el más alto a 2.192 metros, y Štrbské pleso junto a Popradské pleso los más famosos.

Aunque hay numerosas cuevas solo Belianska jaskyňa está acondicionada y abierta al público.

Otro de los atractivos durante el invierno es la cúpula de hielo en el pueblo de Hrebienok, una escultura tallada en hielo que cada año elige una temática (como por ejemplo la Sagrada Familia de Barcelona). Es gratuita y muy divertida como actividad con niños.

Ice Dome en Hrebienok
Ice Dome en Hrebienok

Trekking en los Tatra

Algunos de los picos más importantes y meta para rutas de alpinismo son Gerlachovsky Stit (el pico más alto con2.655 m.), Lomnicky Stit que es el más visitado gracias al teleférico, o Krivan en los Tatras del este, uno de los más célebres entre los eslovacos, y símbolo nacional.

En la parte eslovaca de los Tatras orientales, solo 7 picos son accesibles por senderos (Rysy, Svinica / Świnica, Slavkovský štít, Kriváň, Kôprovský štít, Východná Vysoká y Jahňací štít) . Dos de estos (Rysy y Svinica / Świnica) se encuentran en la frontera con Polonia y también son accesibles desde el lado polaco. El resto de los picos del lado eslovaco (incluido el más alto – Gerlachovský štít) solo se puede acceder si va acompañado de un guía de montaña certificado.

Es importante resaltar que los Tatra permanecen nevados gran parte del año y por esta razón parte de las montañas permanecen cerradas para el trekking. Normalmente el periodo en el que se abren los refugios de montaña es de mediados de junio hasta finales de octubre, dependiendo del tiempo, el clima y el deshielo. Si atendemos a las temperaturas de invierno que pueden llegar a−40 °C  y las de verano con máximas de 33 °C, podemos comprender porque es importante llevar el equipo adecuado para visitarlo.

Por esta razón los refugios y cabañas tienen una gran demanda durante el verano, y es imprescindible reservar con antelación.

Mapa de los refugios de montaña en las Tatras

Mapa de los refugios de montaña en las Tatras
Mapa de los refugios de montaña en las Tatras